lunes, 23 de marzo de 2009

Travesías

mi destino es una línea sinuosa,
ficcional, definida
que encadena hechos premeditados
(¿o soy también una maga creadora
que agrega dosis de sorpresa y asombro?)

ahora mi pensamiento
avanza por un desierto gris
y el viento lo golpea o lo aturde

veo hacia delante un porvenir huidizo
que me espera en la orilla lejana

hace 33 años que lo persigo
y en mi esfuerzo ininterrumpido
he superado las tormentas fuertes,
los excesos de calor y hasta el hastío

sé que cada tanto mi camino se bifurca
y que debo elegir,
que cada mañana cuando abro los ojos
decido despertar

pero presiento que además hay otra:
la diosa de mi propio universo
e intuyo que es ella, también,
quien escribe estas líneas

entonces vuelvo al principio
y me releo ya sin asombro
porque descubro que también ellas
(estas líneas premeditadas y definidas)
son sinuosas y ficcionales como mi destino.

16 comentarios:

eika dijo...

La primera parte me recordó a Ítaca de Kavafis. El final, siempre de los tuyos, el reencuentro renovado contigo misma.
Bello!

Adolfo Payés dijo...

Es una travesía que llegara a su fin..

hermosos versos..

saludos fraternos

paula varela dijo...

Eika:
No conozco Ítaca de Kavafis... pero es cierto que busco esos reencuentros conmigo misma...
Ya me vas conociendo.

Te mando un abrazo hasta Venezuela!

paula varela dijo...

Adolfo:

Todas las travesías llegan a algún final, es verdad.

Gracias por la visita.

un beso.

Imaginario dijo...

es la primera ves que te leo! encontre tu blog en libertad9, donde soy nuevo y tambien estoy publicando, me encanto tu estilo, y esta entrada, aunque voy a seguir leyendote, te envio un gran saludos! nos leemos!

eduprecidente (con c ) dijo...

Paula, “que cada mañana cuando abro los ojos decido despertar” seria hermoso estar ahí para verlo, como se esfuman en la realidad nuestros sueños.
Besos

paula varela dijo...

Hola Imaginario, gracias por la visita.
Te leo!
un beso.

paula varela dijo...

Hola Edu,

algunos sueños se esfuman... y otros pasan de la nebulosa del sueño a la realidad y muchas veces es difícil de creer, pero sucede.

gracias por la compañía.
un beso!

eika dijo...

Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca
debes rogar que el viaje sea largo,
lleno de peripecias, lleno de experiencias.
No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes,
ni la cólera del airado Posidón.
Nunca tales monstruos hallarás en tu ruta
si tu pensamiento es elevado, si una exquisita
emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo.
Los lestrigones y los cíclopes
y el feroz Posidón no podrán encontrarte
si tú no los llevas ya dentro, en tu alma,
si tu alma no los conjura ante ti.
Debes rogar que el viaje sea largo,
que sean muchos los días de verano;
que te vean arribar con gozo, alegremente,
a puertos que tú antes ignorabas.
Que puedas detenerte en los mercados de Fenicia,
y comprar unas bellas mercancías:
madreperlas, coral, ébano, y ámbar,
y perfumes placenteros de mil clases.
Acude a muchas ciudades del Egipto
para aprender, y aprender de quienes saben.
Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca:
llegar allí, he aquí tu destino.
Mas no hagas con prisas tu camino;
mejor será que dure muchos años,
y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla,
rico de cuanto habrás ganado en el camino.
No has de esperar que Ítaca te enriquezca:
Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje.
Sin ellas, jamás habrías partido;
mas no tiene otra cosa que ofrecerte.
Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado.
Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia,
sin duda sabrás ya qué significan las Ítacas.

Konstantínos Kaváfis.
ÍTACA.

(aquí está para compartir)

paula varela dijo...

Gracias Eika!
Es muy hermoso el texto.

Un abrazo.

Daniel dijo...

Simplemente hermoso..

Creamos en el destino
Aunque sea un sinsabor.

Es un gusto recorrer tus caminos poéticos.

Te envío mi abrazo.
Dani..

paula varela dijo...

Dani,
gracias por tu comentario.

Un abrazo,
Paula

mabel casas dijo...

paula

creo que las travesías sonalgo así como un único libro en unestra vida,tiene capítulos
terminan y vuelve a comenzar otro
y en ese ir nos encontramos sin darnos cuenta,nos perdemos y volvemos a esa elección de "despertarse a la mañana" y conocimos otra etapa de nosotros

bueno esto me dió tu lectura,profunda en bésquedas
cariños

paula varela dijo...

hola Mabel,
qué alegría encontrarte por acá otra vez.
Gracias por tu valiosa lectura.
un beso!

Migue! dijo...

Me gustó el poema, me gustó mucho, hoy necesitaba una dosis de tu poesía y con esto tengo bastante, fue genial reconocerte en tus líneas. gracias!

paula varela dijo...

Gracias Migue!
Me alegra que puedas disfrutar lo que escribo.

besos!