miércoles, 18 de febrero de 2009

Sueño diurno

me levanté y me puse
un vestido de muchos ruidos
de color sirena de ambulancia

estaban ahí esos ojos reflejados en el espejo
y vi que las órbitas latían
con un ritmo frenético

me acuerdo que quería entrar en el cine
y ver una película muy triste
para no dar explicaciones por la angustia
que se atragantaba con mi saliva

pero sólo venía a mi mente
la imagen de ese chico de 31 años
gateando en la nieve
o esas cuerdas que se deshacían a nuestros pies
y nos ahorcaban
o las luces de los bomberos
donde no había ningún incendio

cuando llegó la noche
hubiera querido inundar la casa
pero sólo lloviznaron algunas gotas sobre mi rostro
hubiera querido el abrazo colombiano
aunque fuera sólo una instantánea utópica

ahí estaba yo intentando resistirme
a una realidad que sólo me devolvía
su existencia inflexible y cruel
mientras mi amigo me recordaba
que era imposible que midiera 1,60 mts.

sólo atiné a bajar y alejarme apurada
sabía que así abandonaba una escena
que jamás podría reconstruir
y de la que sólo me quedarían
retazos aislados de luz roja – dos ojos –
una sirena – las ruedas – la angustia –
la nieve – una cuerda – y más angustia.

8 comentarios:

Loli dijo...

Querida Paula:

También me impresionó la noticia del Aconcagua,

besos

Loli.

Adolfo Payés dijo...

Una belleza de poema nos entregas, es para seguir siempre leyéndote..

un placer de verdad visitarte y leer, muy bellos versos..


saludos fraternos

paula varela dijo...

Loli, querida,
ando muy impresionada ultimamente,
pero sé finalmente que la vida está, sobre todo, llena de vida.

Un beso grande,
Paula

paula varela dijo...

Adolfo, gracias por tu generosidad.

un abrazo para vos.

©Claudia Isabel dijo...

Paula, una imagen terrible que es dificil sacar de las retinas y de la mente! fijate que no miro noticieros y hace casi dos años que no miro TV, salvo algunas raras excepciones, y justo me encuentro con esas imágenes, el chico arrastrándose, y su final...soñe con eso, se me retorció todo por dentro...no deberíamos ver cosas asi!

Tu poema excelente!
Un abrazo

paula varela dijo...

hola claudia,
que bueno verte por acá otra vez.
No deberíamos ver cosas así, pero la vida tiene eso también.
En fin, como dijo nuestra querida Frida en su último cuadro: Viva la vida.

un beso

Daniel Fernando López dijo...

Hola ...soy Daniel Fernando López..No se a que muchacho en la nieve te estas refiriendo en el poema; tal vez sea otra mala noticia del mundo que hace que los escritores escriban, me han gustado tus versos...hace como un meses que leí las “agudas miradas acústicas” de Wilson -el libro me lo presto Leonardo Agudelo-..Bueno voy a estar mirando tus palabras...un abrazo desde Fusagasugá Colombia.

paula varela dijo...

Hola Daniel, qué bueno que hayas leído a mi Wilson. ¿Sos el primo de Leo?, él me comentó que le había pasado el libro a su primo poeta, si sos vos me gustaría leer algo de lo que escribís. Tenés un blog? o podés mandarme por mail algo si tenés ganas.

Bueno, gracias por tus palabras y espero verte otra vez de visita por mis tierras literarias.

Un abrazo,
Paula