lunes, 21 de abril de 2008

Humareda

el desconcierto posibilita todo /
el aire entumecido se detiene en las gargantas
provoca diálogos imprevisibles
mientras la nébula nauseabunda avanza:

‒voy a desgarrar la cortina de cenizas
para limpiar el aire y tocarte ‒dice él
con toda la obstinación del mundo

‒antes tropezarías contra el vidrio /
las bibliotecas / las hojas en blanco
que están delante de mí y me acorralan ‒contesta ella /
que perdió su forma original
no sabe dónde

la ciudad se atrinchera en los subsuelos /
prefiere el aire enrarecido de los tiempos pretéritos /
la luz artificial / los barbijos contra el beso

la televisión vacía las calles
porque todos empiezan a confiar
en que la vida no es breve /
que el ahora es sólo un segundo sin sentido /
y que mañana (esa bocanada de humo
de alguien que se fuma el presente) tal vez /
posibilitaría salir / recuperar el sol /
respirar nuevamente /
y que él / por ejemplo /
lograría tocar la boca de ella /
romper el vidrio / derribar las bibliotecas
y saciar de palabras las hojas en blanco.

8 comentarios:

Treasureseeker dijo...

Hola!Qué tal?Estuve viajando por la red y me ha gustado su blog.
Hasta la proxima vez.

Fran Lopez dijo...

La televisión vacía las calles, estuve pensando algo para decir sobre eso y nada.
No sé.
¿Hola?

paula varela dijo...

treasureseeker:

qué bueno que te guste!

hasta pronto.

paula varela dijo...

fran:

"hola" es un buen comienzo...

bienvenido a mi mundo.

eika dijo...

Este me rocordó a El jugador, de Dostoievski. Esa frase final que me dejó perpleja:

"¡Mañana, mañana terminará todo!"

Paso a veces sin saludar, pero siempre leyéndote.

Un abrazo!

paula varela dijo...

eika:

dostoievski es mi favorito, me alegra que lo hayas recordado a través de mis palabras.

mañana, mañana...
pero a mí no me importa cuándo terminan las cosas, sí me importan los comienzos!

un beso!

elia dijo...

genial...

‒voy a desgarrar la cortina de cenizas
para limpiar el aire y tocarte ‒dice él


justo en todo eso está un texto que voy a publicar la semana que viene.

pero bueno, que desde este lado del mundo :)
enhorabuena, paula. siempre siempre impecable y desgarradora.

paula varela dijo...

elia:

me alegra mucho verte por acá.
me encantan tus poesías! las recomiendo!

un beso